Cómo usar un vibrador portátil en público (para que no te pillen)

La idea de llevar un vibrador en público puede ser un poco descabellada, ya que es algo que no se hace en buena compañía, aunque puede que hayas sopesado la idea.

A la hora de la verdad, llevar un vibrador en público puede ser una experiencia excitante que te proporcione la liberación de un orgasmo cuando más lo necesites.

También puedes utilizarlo junto con un compañero de confianza dándole el mando a distancia cuando los dos estéis en público.

¿No tienes pareja? No hay problema. Controla tu propio destino orgásmico eligiendo cuándo y dónde encenderlo.

Presta atención a tu entorno, a la gente que te rodea y a lo que estás haciendo para ser discreto.

El objetivo de tener un orgasmo en un entorno público es que nadie se entere de lo que pasa en tus bragas y que se pregunten por qué tienes una sonrisa de Mona Lisa en la cara.

Aquí tienes algunos consejos sobre cómo utilizar un vibrador portátil en público y salirte con la tuya.

Detalles a tener en cuenta al elegir un vibrador portátil

La mayoría de los vibradores portátiles están diseñados para estimular el clítoris mediante una acción vibratoria o de succión, pero hay diseños insertables que se sujetan con un arnés.

También puedes encontrar vibradores braguita que van de delante hacia atrás y cubren todas tus zonas sensibles para que disfrutes al máximo.

El gusto personal dicta el tipo y el diseño que finalmente decida llevar en público, y no hay nada bueno ni malo a la hora de elegir.

Empieza con un vibrador que sea potente, pero no agresivo. Tienes que adquirir cierta experiencia para poder salirte con la tuya en un lugar público.

Lee las reseñas de los vibradores que más te interesen y fíjate en los detalles que comparten los usuarios. Buscas información consensuada o que demuestre que los usuarios han tenido una experiencia común con el vibrador.

Esto te permite conocer mejor el funcionamiento de la braguita y las características que pueden gustarte o no.

Cómo llevar un vibrador braguita en público sin preocupaciones

control público exuberante 2

Los vibradores tipo braguita están diseñados con cierres que impiden que se caiga el vibrador mientras lo llevas puesto, pero aun así es conveniente llevar prendas que ayuden a mantenerlos en su sitio.

La combinación de un cierre fuerte y prendas ajustadas elimina casi por completo la posibilidad de una exposición no deseada.

Los vibradores de tipo estimulador de clítoris tienen una forma que se adapta al contorno de la zona entre los muslos, lo que te permite sujetarlo cómodamente con las piernas. Sin embargo, aún tienes que moverte y esto puede hacer que el vibrador se mueva de su sitio.

Afortunadamente, los fabricantes han pensado en este problema y han colocado un imán en la parte posterior de la vibración. Sólo tienes que colocar el imán en la parte interior de las bragas, colocar la otra mitad del imán en la parte exterior de las bragas y ponerte manos a la obra.

Deberás llevar ropa interior ajustada para que la vibración se mantenga ceñida al cuerpo. Las mallas también pueden ayudar, y se pueden llevar bajo una falda o un pantalón sin que nadie se entere de por qué las llevas.

Para mayor seguridad, usa bragas con un forro abierto en un extremo para que puedas introducir el vibrador en el bolsillo y mantenerlo en su sitio.

Y si ninguna de estas opciones te hace sentir cómoda, puedes encontrar braguitas que vienen con un arnés que pasa por encima de las caderas y alrededor de la cintura y queda discretamente debajo de la ropa.

Las bragas con vibrador incorporado son una opción, pero pueden estar limitadas en cuanto a tamaño, corte y ajuste. Eso no quiere decir que no debas considerarlos como una opción porque tienen un factor de forma conveniente.

De nuevo, lee las opiniones sobre este tipo de vibradores portátiles antes de comprarlos, para que tengas una idea de qué esperar cuando te los pongas.

Piense en su entorno antes de encender el interruptor

best-sex-toys-use-public

Uno de los mejores usos para un panty vibe es cuando estás asistiendo a un evento aburrido del que no puedes salir y mucho menos usar tu teléfono para distraerte. El problema estriba en la proximidad a la que hay que sentarse en la sala.

No es buena idea ponerse un vibrador portátil en una reunión de oficina o cuando se asiste a una conferencia y la gente no observa el distanciamiento social. La principal razón para dejar la braga en el bolso durante un evento o reunión es el ruido.

Hasta la más silenciosa de las vibraciones emite ruido. Normalmente, el ruido queda ahogado por el ruido ambiental del entorno, pero cuando la sala se queda en silencio y la gente está concentrada, el ruido del vibrador puede llegar a ser perceptible.

Quieres un vibrador que diga que no hace más de 50db, pero tienes que asegurarte de que es silencioso. Un fabricante puede afirmar que el vibrador es silencioso y perfecto para su uso en público, pero su idea de silencio puede no satisfacer tus necesidades.

Prueba tu vibración antes de salir en público con ella para saber lo ruidosa que puede llegar a ser y haz planes en consecuencia. El objetivo es no llamar la atención en el peor momento posible.

Si no, no dudes en encenderlo y subir el volumen cuando estés en un lugar ruidoso, como el supermercado o el centro comercial.

Nadie va a oír el zumbido a menos que esté a tu lado, e incluso entonces, puede que lo descarten como el sonido de un teléfono que está configurado para vibrar.

Asegúrate de que puedes controlar el vibrador a distancia

vibrador público

Los vibradores portátiles vienen con un mando a distancia que te permite cambiar la intensidad en un momento y evitar una carrera de emergencia al baño para controlar el vibrador. Nunca utilices un vibrador sin tener a mano el mando a distancia.

El mando a distancia puede tener la forma de un mando físico más pequeño que una tarjeta de crédito o el propio mando tiene conectividad Bluetooth con una aplicación. Quieres ser capaz de controlar tus vibraciones para evitar que la situación se descontrole.

Las principales razones por las que necesitas tener el mando a distancia a mano son en caso de que te agobies por la sensación o si se te cae de la posición. Puedes quitarte el vibrador fácilmente cuando estás en un entorno privado, pero no tanto cuando estás en público.

Puede que no haya un baño cerca en el que puedas escabullirte para sacar el vibrador en privado. Ser capaz de apagar el vibrador rápidamente es clave para mantener la compostura y salir rápidamente.

Juego de dominación en pareja

Hay algo delicioso en darle a tu pareja el mando a distancia de tu vibrador portátil cuando estás fuera de casa. Como ya se ha mencionado, muchos vibradores portátiles vienen con conectividad Bluetooth.

Esto significa que puedes conectar el vibrador a tu teléfono y dejar que tu pareja lo controle a través de una aplicación. Si lo deseas, puedes dar a tu pareja la oportunidad de subir la intensidad cuando menos te lo esperes.

La conectividad también es una herramienta maravillosa para ayudar a conectar a las parejas que mantienen una relación a larga distancia o cuando uno de los miembros de la pareja viaja con frecuencia y las oportunidades de intimar son escasas.

probar-calzoncillos-vibradores-PUBLIC

Deben establecerse reglas antes de combinar el juego de dominación con una pareja y el uso de un vibrador en público. Algunas de las normas pueden ser:

  • Cuándo y dónde llevarás la braga.
  • La cantidad de intensidad que tolerarás durante el juego.
  • Cuánto tiempo puede usar el mando tu pareja.

No dudes en añadir tus propias normas a la lista. Tú eres la dueña y señora de tu cuerpo en todo momento, y tu pareja debe respetar tus límites.

A veces, un compañero puede saltarse las normas porque se deja llevar por el momento y se olvida de sí mismo, pero los deslices ocasionales son perdonables.

Lo que no quieres es que tu compañero se pase con los mandos en momentos inoportunos. Por eso es importante establecer normas y límites antes de que empiece el juego.

Utilizar un vibrador braguita con una pareja da lugar a todo tipo de posibilidades.

Puedes representar una escena que hayas querido jugar, disfrutar de la sensación de estar al límite sin saber cuándo van a encenderlo y desafiar tu autocontrol cuando estés hablando con otra persona y tu pareja encienda el vibrador.

public-remote-control-vibrator-squirt

Puedes tener momentos íntimos en público sin que nadie se entere de lo que realmente pasa entre vosotros.

Las relaciones a distancia pueden aprovechar la conectividad Bluetooth/aplicación de un vibrador portátil para mantener relaciones íntimas a través de los kilómetros. Todo lo que tienes que hacer es mantener el teléfono cerca de ti con el Bluetooth activado para que funcione.

Añade una llamada telefónica a tu pareja para que pueda escucharte reaccionar mientras ajusta la intensidad y el patrón de la vibración. Puede que los dos no podáis tener intimidad física a demanda, pero aún podéis estrechar lazos a través del juego a distancia con un vibrador braguita.

Como en cualquier otro tipo de juego sexual, la regla más importante es que tu pareja respete que le digas “no” o “basta”.

Es divertido que tu pareja te convierta en un charco de pegamento, pero no lo es cuando lo haces en un lugar público donde intentas vigilar lo que te rodea y mantener la compostura.

El objetivo de usar un vibrador de braguitas en público es tener un secreto salaz en el que nadie sepa lo que estás haciendo excepto tú y tu pareja, no tener un paroxismo de placer donde todo el mundo pueda verlo.

¡Diviértete!

Llevar una braga vibrante es como sacar a escondidas una galleta del tarro cuando se supone que no deberías tenerla. Excepto que ahora eres un adulto a cargo de tus propias decisiones sexuales, y caminar en público mientras te das placer discretamente es tu elección.

Sigues haciendo algo a escondidas, pero no pasa nada, y mientras el vibrador portátil esté bien colocado, nadie sabrá lo que pasa, ¡y eso es lo emocionante!

los mejores vibradores con mando a distancia para mujeres

La finalidad de cualquier vibrador es proporcionar placer y liberación al usuario. Tener un orgasmo es una de las mejores formas de liberar la tensión del cuerpo y disfrutar del subidón de endorfinas resultante que hace que te relajes y te sientas bien.

Llevar una braga vibradora en público añade la emoción del exhibicionismo aunque sólo tú (y tu pareja si está incluida) sepáis lo que está pasando realmente.

Tomar la decisión consciente de ponerse un vibrador portátil y salir a la calle es un acto de poder.

Te estás demostrando a ti misma que puedes satisfacer tu propia necesidad de placer en cualquier momento, ser valiente y no preocuparte por lo que piensen los demás si tienes un orgasmo en medio de la compra.

Esta es la oportunidad perfecta para usar tu imaginación mientras te dedicas a tus asuntos llevando una braga vibradora. Deja que tu mente divague cuando estés haciendo algo aburrido y visualiza un encuentro sexual con alguien de quien te hayas enamorado mientras estás sentado en la lavandería.

Quizás ir a una fiesta o a un bar con tu pareja y hacer que se quede en un segundo plano para jugar con la intensidad del vibrador mientras tú hablas con otra persona. Las formas de utilizar un vibrador portátil en público son infinitas.

En última instancia, se trata de ti y de tu placer. Nadie puede quitártelo, sobre todo si no sabe lo que pasa.

Compra un vibrador portátil que funcione para ti, que te proporcione la intensidad que deseas y que puedas llevar con confianza en público. Pero, sobre todo, ¡diviértete!

Written by William LeClair

The LovenseFAN Team led by William LeClair is an unofficial collective of experts and power users, each deeply immersed in the world of Lovense products. With combined experiences including working with leading SexTech companies, following the success of Lovense since the very first Indiegogo campaign and years of hands-on use, the team offers a comprehensive understanding of the company's mission and products. Dive into their insights and guides to explore the multifaceted world of Lovense and discover the future of Sex.
Inquiries: contact@williamleclair.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *