Revisión de Lovense Calor: ¿Merece la pena comprarlo?

Érase una vez una empresa de juguetes eróticos conocida en todo el mundo por su apasionada dedicación a ofrecer a sus clientes una experiencia lo más placentera posible.

Un día se dieron cuenta de que, aunque su popular masturbador de manga sigue siendo tan popular como siempre, para mantenerse fieles a su reputación de ir más allá de los límites y satisfacer a sus clientes, tenían que hacer algo más.

Y así, con su recientemente lanzado Calor, un “Masturbador Masculino con Calefacción Controlada en Profundidad”, Lovense ha dado vida a un cuento de hadas sexual para personas con pene, y puede que nos haya dado un sextoy verdaderamente legendario en el proceso.

 

lovense calor precio

¿Cuál es el Calor del Lovense?

Un juguete común y corriente suele proporcionar una o, en raras ocasiones, dos o tres sensaciones diferentes.

Incluso las (1) contracciones y (2) caricias del justificadamente admirado y sexualmente satisfactorio Max 2 de Lovense entran en esta categoría.

Si lo pensamos bien, esto es perfectamente razonable si tenemos en cuenta que los fabricantes de sextech disponen de tan poco espacio para trabajar, sobre todo si tenemos en cuenta los motores, los mecanismos de engranaje, las baterías, la electrónica inteligente de sextech y un sinfín de otros quebraderos de cabeza de la ingeniería.

Esto hace que el Calor de Lovense sea aún más impresionante, ya que de alguna manera se las han arreglado para meter todo eso en un estuche de menos de siete pulgadas de largo, y vibra, y se puede apretar, y se calienta, y detecta cómo se está utilizando y se ajusta en consecuencia.

Y por todo esto y mucho más, el Calor es un sextoy francamente impresionante: tan bueno, tan placentero y tan impresionante que bien podría ser su mejor masturbador, y tal vez el mejor disponible en la actualidad.

lovense calor a distancia

Lo que el Lovense de Calor tiene a su favor

Uno de los muchos argumentos de venta de la Calor es su conjunto de tres sensores internos que, al activarse cada uno de ellos en función de la cantidad y la rapidez con que el usuario la introduce, aumentan o disminuyen automáticamente sus vibraciones.

Además, estos sensores cumplen una doble función al utilizar estos mismos datos, junto con la aplicación Lovense Remote, para establecer un bucle de respuesta entre un Calor y otros juguetes Lovense como el Max 2, Nora y sus otros juguetes.

Inmediatamente me di cuenta de que, a diferencia de los juguetes de manga como el Max 2, los motores del Calor no hacen las contrataciones.

¿Sus vibraciones? Claro, pero cuando se trata de apretar o aflojar, eso está literalmente en manos del usuario, ya que debido a su construcción suave, es notablemente fácil y cómodo de apretar.

Aunque al principio me mostré escéptico y, odio admitirlo, aunque probablemente fue un gran paso en falso por parte del Lovense, me convertí de inmediato.

Aunque es más que probable que se trate de preferencias personales, nunca me han gustado los masturbadores de manguito mecánicos, hasta el punto de que me cuesta quitarme de la cabeza la imagen de un apéndice atropellado por un conjunto de engranajes y cadenas de transmisión.

Pero no con el Calor. En todo caso, fue como la Masturbación 2.0: llevar una actividad sexual familiar y ya inmensamente placentera al siguiente nivel.

Y tiene otro truco bajo la manga: su diseño “abierto”, de modo que si usted o la persona con la que lo usa es un poco larga, no hay riesgo de que no quepa en él.

Además, permite movimientos muy largos, otro inconveniente que he experimentado al jugar con otros masturbadores de manga.

Combina todo esto con los sensores del Calor, la opción de calentarlo suavemente, es completamente impermeable, cómo puedes conectarlo a otros juguetes Lovense, es interactuable con vídeos y juegos especiales para adultos-como Vida salvaje y La vida en el espejo-y bonificaciones adicionales tentadoras y podrás ver por qué estoy tan entusiasmado con él.

calor por lovense

Operación Calor del Lovense

Manejar el Calor es espectacularmente fácil. Para encenderlo, basta con pulsar el botón inferior, más grande, que también sirve para ponerlo en modo de espera Bluetooth o, tras conectarlo a una fuente de alimentación y mantenerlo pulsado unos segundos, para calentarlo.

Encima está el segundo botón del juguete, que se utiliza para encender o apagar sus sensores, así como para recorrer sus tres niveles de potencia y sus cuatro patrones de vibración preestablecidos.

Todo está muy bien, pero para mejorar la experiencia -y utilizarlo para obtener placeres interactivos- tienes que usarlo con Lovense Remote. Afortunadamente, gracias a su reciente actualización, no supone ningún reto.

Comienza poniendo el Calor en modo de espera, abre la aplicación para Android, iPhone o escritorio, pulsa el signo más y, antes de que te des cuenta, podrás ajustar sus vibraciones, conectarlo a otros sextoys inteligentes, disfrutar de vídeos y juegos interactivos, hacer que responda a la música o a cualquier ruido que hagas en el dormitorio… y la lista es interminable.

lovense calor cómo funciona

Cuidado y alimentación del Calor Lovense

La carga de la Calor se realiza mediante el cable de carga magnético suministrado y cualquier fuente de alimentación USB que tengas a mano.

El Calor tarda alrededor de una hora y media en cargarse por completo para la misma cantidad de tiempo de juego. O hasta media hora más si juegas bien tus cartas.

Otro GRAN punto a su favor es la limpieza posterior. Como lo sencillo y poco exigente que es todo. “Sin complicaciones” porque no hay nada que quitar y luego luchar para reponer y “poco exigente” debido a su impermeabilidad, por lo que es sólo agua tibia, limpiador de sextoys, o una pequeña cantidad de jabón antibacteriano, enjuagar, repetir y secar con una toalla o paño sin pelusa.

Su impermeabilidad también lo convierte en un juguete fantástico para el baño o la ducha y, si te gusta que tus autoplaceres sean realmente resbaladizos, puedes verter todo lo que quieras sobre ti o dentro de él, evitando, por supuesto, cualquier lubricante que pueda dañar los sextoys de silicona como el Calor.

¿De qué tamaño es el Calor del Lovense?

El Calor mide 159 milímetros (6,26 pulgadas) de largo, 70 milímetros (2,76) de diámetro y su parte insertable mide 30 milímetros (6,02 pulgadas) de largo y, al tener una forma algo ovalada, 45,5 milímetros (1,79) por 30 milímetros (1,18).

¿Qué incluye una Lovense Calor?

Sin incluir el masturbador ni el mencionado cable de carga magnético, un Calor viene con una bolsa de almacenamiento, un completo manual de usuario y una guía de inicio rápido más breve; ambos documentos también están disponibles en el sitio web de Lovense.

Como todos los demás juguetes que venden, el embalaje del Calor es excelente: duradero, bien ajustado e ideal para mantenerlo libre de pelusas y polvo aunque no quieras utilizar la bolsa de almacenamiento.

caja de calor lovense

Calor y Lovense a distancia

Te pido disculpas si te estás cansando de que cacaree constantemente lo buena que es la aplicación Lovense Remote.

Reconozcámoslo: salvo raras excepciones en lo que se refiere al software, la mayoría de las empresas denominadas sexotecnológicas han sido bastante, digamos, laxas a la hora de ofrecernos una interfaz libre de frustraciones y bien pensada o una experiencia interactiva repleta de opciones.

Pero no Lovense, ya que una y otra vez han demostrado que se preocupan tanto por su software como por su hardware, ofreciéndonos con su suavizada, pulida, intuitiva y potente aplicación Remote lo que otros sólo pueden esperar emular algún día.

Por desgracia, el inconveniente es que, en comparación con otras aplicaciones y programas, a pesar de sus innovadoras funciones, la aplicación Lovense Remote, ya sea para PC, ordenador Apple, iPhone o Android, no es compatible con la mayoría de los sitios o juegos interactivos para adultos.

O, debería decir, es lo que solía ser la situación desde que recientemente Lovense anunció una asociación con el mega-gran sitio SexLifeReal por lo que funcionará con su aplicación-y por lo tanto muchos de sus juguetes.

Puede que no se acerque a tener un soporte universal y que otras aplicaciones sigan teniendo un soporte más amplio. Aun así, es un paso en la dirección correcta.

calor toy para hombres

Pros:

  • Una gran variedad de funciones: calefacción, flexibilidad, sensores sensibles a la profundidad e integración perfecta de sextech.
  • Increíblemente fácil de limpiar y mantener
  • Extremadamente sensible y agradable de usar
  • Cómoda sea cual sea la talla del usuario
  • Tamaño portátil
  • Perfecto para el juego teledildónico

Contras:

  • Puede no ser ideal para quienes prefieren una experiencia sin intervención humana
  • Falta de apoyo al ocio para adultos

revisión del calor

El veredicto

Bien, allá vamos, y prometo no redondear la cosa con más metáforas de cuento de hadas.

Aunque mentiría si no dijera que el Calor de Lovense es el juguete erótico de mis (húmedos) sueños -y también podría ser el tuyo si, como yo, prefieres tomarte tus placeres masturbatorios en tus manos en lugar de relajarte y dejar que un juguete haga todo el trabajo.

Lo cual es un buen punto de partida para explicar por qué puede o no sacudir tu mundo. Al redactar mis notas para esta reseña, me planteé una pregunta interesante: debido al creciente número de masturbadores de manguito motorizados, ¿se acostumbrará la gente a ellos y los preferirá a los no motorizados?

Y cómo, sobre todo para los recién llegados a la tecnología, los sextoys sin manos pueden ser demasiado sin manos y, por tanto, demasiado desconocidos para ser placenteros.

Dejando a un lado las fantasías, creo que Calor de Lovense es un sextoy absolutamente increíble, y si tú o la gente con la que juegas tenéis pene, es imprescindible tenerlo.

Incluso si prefieres un masturbador de manga sin manos, ya que aunque requiere un esfuerzo manual para experimentar muchos de sus innumerables placeres, lo hace de formas tan nuevas y satisfactorias que sin duda excitará a todo aquel que tenga pene.

Así que deslizo con entusiasmo una zapatilla de cristal en el pie corporativo de Lovense mientras convierto su paja en oro y mato a los dragones que asolaban su reino sextecnológico, ya que jugar con su Calor, “masturbador masculino de calefacción controlada por profundidad”, es un infalible felices para siempre.

 

Written by M.Christian

M.Christian (they/them) is a passionate sex tech enthusiast, BDSM educator, kinky podcaster, and well-known erotica writer. Whether they’re reviewing smart vibrators or pondering the future of human sexuality, Chris tries to bring a smile--or an orgasm--to as many people as possible. Their fiction includes six novels,12 collections, 50+ short stories, and editing 25 anthologies. They’ve also written 700 articles, reviews, and essays on everything from BDSM tips and techniques to the best Lovense sextoy for rocking your world. Find more at http://www.mchristian.com or on Twitter at @mchristianzobop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *